PLAN MAESTRO ECONÁUTICO HIPOCAMPO

Río

Luján

EJES DEL MASTERPLAN

El Plan Maestro del proyecto fue adaptado a partir del dibujo inicial luego de un largo tiempo de observación sensible del entorno. Se buscó producir un modelo de vecindario que pudiera armonizar con el valioso ecosistema del humedal. Un cuidadoso trabajo artesanal en los movimientos de suelo preservando la arboración existente, reubicó los barros y plantas acuáticas de superficie para crear mayor calado en los sitios habitualmente anegados. Con la arena de cava obtenida se produjeron rellenos de muy baja cota para dar forma a los jardines de cada lote.

 

MÍNIMA COTA DE RELLENO

Sobre las viejas trochas perimetrales que aún se conservaban en algunos sectores del terreno, se realizó el trazado de las sendas de circulación vehicular interna. Allí se produjo la cota más elevada de todo el proyecto: +2,70m por encima del cero IGM. Desde ese nivel los lotes bajan en suave pendiente hacia el centro del predio, donde está el canal que conecta con el río. Esa altura de las sendas es la cota máxima que alcanzan las aguas durante una crecida severa en este paraje. Por lo cual el acceso vehicular no queda imposibilitado durante las inundaciones.

BAJO IMPACTO

En el proceso de movimientos de suelo se buscó producir el menor impacto posible, sin comprometer ni perforar la capa de arcilla dura que sella un milenario confinamiento de agua marina conocido como "Querandinense". Por lo cual nunca se excavó más allá de los 2 metros por debajo del cero IGM. Esa profundidad resulta suficiente para la flotabilidad de nuestras casas y garantiza el acceso náutico de embarcaciones con quillote.   

COSTAS NATURALES

Las costas de las bahías de cada lote permanecen sin protección ni tablestacado. El plan consiste en dejar que las plantas silvestres tomen los bordes y con el tiempo las raíces produzcan un equilibrio natural que impida los desmoronamientos. Para eso es necesario aceptar que al principio algunas partes de las costas se derrumben, hasta que el proceso alcanza un balance y de ahí en adelante las orillas logran afirmarse. 

 

BARRIO ABIERTO

El vecindario permanece abierto al río y durante las crecidas se convierte en una olla que recibe la poderosa corriente de la inundación. Las casas flotantes acompañan el nivel del agua sin sufrir daño alguno. El piso de las ecocheras está por encima de las cotas máximas históricas del río. Todo fue diseñado para asumir los desbordes típicos del medio acuático en el que vivimos. Al aceptar las leyes naturales del humedal no hay desmanes que lamentar, ni se afecta a los campos vecinos. 

FORMATOS DE LOS LOTES

Todos los lotes de Hipocampo tienen costa sobre el canal navegable que sale al río Luján. En la mayor parte del predio, repartidos en ambas orillas del canal central, se produjeron 22 LOGRA (lotes grandes), 4 LOMED (lotes medianos) y 12 pequeños JARDAM (jardines de amarra). También se realizó un gran espejo de agua frente a la isla Bambú, destinado a amarras para barcos. Marinas flotantes con vestuario y servicios para navegantes que quieran vivir a bordo de sus barcos. 

La siguiente ilustración muestra las medidas de un LOGRA. Este sector del proyecto se ha diseñado para asegurar un mínimo de 30 metros de espacio libre entre casas linderas y la misma distancia con respecto a las que se encuentran en la otra orilla del canal.