CONCEPTO ESTÉTICO

Los primeros modelos fueron creados como punto de partida para luego personalizar el proyecto de cada nuevo habitante de Hipocampo. Estos diseños buscan el equilibrio entre la calidez de una cabaña de madera y la modernidad de una casa del siglo XXI. 

Nuestras casas flotantes rescatan una identidad representativa del Delta. Se inspiran en un elemento omnipresente en todo el Litoral del Paraná: la chata maderera, con su larga eslora cargada de troncos y un puente de mando en una segunda altura. 

La casa de agua es parte del mundo náutico. Si bien las nuestras no están pensadas para navegar, algo de su genética nos remite a un barco y al espíritu marinero. A diferencia de una construcción sobre tierra -donde todo quedará para siempre en el mismo sitio- una casa flotante puede trasladarse a otro lugar o cambiar de orientación de acuerdo a las estaciones del año o incluso variar su posición siguiendo al sol a lo largo del día. Cada espacio, cada ventana, todo se estudia de acuerdo a esta singularidad. Aleros y galerías perimetrales con cerramientos corredizos exteriores, permiten configurar espacios de sombra que se adaptan a cada punto cardinal. En los siguientes videos se pueden ver dos versiones animadas de este innovador concepto de diseño que comenzamos a desarrollar a partir del modelo flot@loft

SOBRE QUÉ FLOTAN NUESTRAS CASAS

La versión actual de las casas de Hipocampo está soportada por una nueva generación de módulos de flotación de ferrocemento. El sistema FerroFlot garantiza la flotabilidad segura de las casas durante toda la vida, sin necesidad de mantenimiento. Además brinda la posibilidad de proyectar un crecimiento en etapas de la vivienda y ofrece varios espacios de sótanos submarinos que son muy útiles para guardar todo tipo de cosas o para cultores del buen vino que quieran armar su bodega. Al estar construidos en ferrocemento, el peso específico de los flotadores aporta una inercia y una estabilidad excelentes. Nuestras casas flotan sobre el agua pero no se mueven.              

BIOARQUITECTURA

Años de investigación, aprendizaje y experimentación nos han acercado al objetivo de producir viviendas verdaderamente ecológicas. Un gran aporte a ese proceso evolutivo fue la llegada de una pareja que vino desde California a Hipocampo con la propuesta de hacer una casa de construcción natural biosustentable. Esa primera casa flotante, con muros de paja embebida en arcilla, inspiró a otro de nuestros vecinos para inventar un original sistema constructivo: los PermaPaneles. En esta nueva técnica las paredes se arman con grillas estructurales de madera de kiri y paneles premoldeados con una mezcla de juncos, arcilla, cáscara de arroz y jarabe de maíz. De este modo se logra una construcción liviana, con una aislación termoacúsitca muy eficaz, una gran resistencia al fuego y a la instalación de insectos. Ya no es necesario usar madera de pino tratada con arsénico, ni placas de OSB, ni lana de vidrio, ni Tivek, ni ningún otro material industrial tóxico o cuyo proceso de fabricación no sea ecológicamente sostenible. Hoy tenemos un método constructivo que sólo utiliza elementos naturales sanos y que permite una obra de armado en seco sumamente eficiente. El siguiente video muestra cómo se hacen los PermaPaneles

LA CASA LIBRE

-No está fijada de forma permanente al terreno y puede trasladarse.

-Clarifica su agua de red tomándola del río y potabiliza lo necesario para el consumo diario, sin usar cloro, flúor, ni ningún otro químico. 

-Trata sus efluentes con un sistema de biodigestión anaeróbica de varias etapas que entrega como excedente un agua de riego ideal para crear en el jardín del terreno, un circuito de lecho nitrificante, donde plantar bananeros, árboles nativos, frutales y matas de bambú, sin ocasionar vuelcos contaminantes. 

-Separa y aprovecha todos sus residuos usando los restos orgánicos para producir compost y entregando los desechos inorgánicos a cooperativas de recicladores de la zona.

-Genera la energía que consume, por medio de paneles solares fotovoltáicos y un termotanque solar para el agua caliente. (A futuro, la meta es utilizar alguno de los sistemas más conocidos de Energía Libre o energía de punto cero: el motor de oxhidrógeno que emplea agua como único combustible, o el generador magnético.) 

Bravo Plus - Proa+Estribor